¿Te has detenido a pensar que tu vida está llena de contratos?

Comparte este post
En nuestra vida cotidiana y muchas veces sin darnos cuenta, nos encontramos con la necesidad de celebrar distintos contratos. Podríamos decir que estos contratos se celebran de forma automática, sin siquiera tener real conciencia de ello.
Lo que verás en este post

En nuestra vida cotidiana y muchas veces sin darnos cuenta, nos encontramos con la necesidad de celebrar distintos contratos.

Podríamos decir que estos contratos se celebran de forma automática, sin siquiera tener real conciencia de ello.

Algunos sólo requieren de la realización de ciertas conductas o acciones de nuestra parte y en otros casos se exige mayores formalidades. 

En ciertas ocasiones, el contenido del contrato es discutido por las partes y en otras, los más comunes, derechamente adherimos a sus condiciones contractuales sin discutirlas previamente, como cuando tomamos un microbús o compramos en un supermercado.

¿Qué es un contrato?

Un contrato consiste en  un acuerdo de voluntades realizado entre personas para llevar adelante relaciones comerciales, civiles, laborales, de familia, etc. Su utilización tiene muchos beneficios.

¿Dónde encontramos contratos en nuestra vida?

Si nos situamos en un día normal, podemos percatarnos de cómo nuestra vida está contractualizada.

  1. Nos levantamos  y prendemos  la luz, gracias al contrato de prestación de servicios eléctricos que celebramos con la respectiva compañía distribuidora de energía eléctrica.
  2. Luego vamos a  la ducha o damos  el grifo del agua para lavarnos los dientes. La distribución del agua está contratada con la respectiva empresa sanitaria
  3. Para tomar desayuno, necesitamos calentar alimentos, lo que se hace con energía eléctrica o gas, cuya provisión también debe ser contratada o a través del cilindro que se compró en una distribuidora.
  4. El traslado al trabajo desde el domicilio, normalmente lo hacemos contratando el servicio de transporte de microbús, metro, taxi colectivo o alguna aplicación.
  5. Incluso es una realidad, al momento de nacer e incluso antes, nuestros papás han debido celebrar contratos de prestación de servicios profesionales médicos para atender la gestación y parto.Pueden incluirse también los servicios profesionales de matronas y personal auxiliar de salud.

Es un hecho de la realidad y de la cotidianeidad de cada día de las personas, que para satisfacer nuestras distintas necesidades celebremos contratos de compra y de arrendamiento de servicios.

Ejemplos de ellos los tenemos:

  • En el supermercado, almacenes de barrios y ferias, para la compra de alimentos y enseres básicos o para comprar ropa en almacenes o centros comerciales.
  • Las contrataciones de servicios más comunes son la de servicios de aseo, de reparación, de servicios domésticos, jardinería, aseo y mantención del hogar en general.
  • Finalmente, si necesitamos trabajar con bancos o instituciones financieras celebramos contratos bancarios con dichas instituciones.

En muchas ocasiones, en razón de nuestra cultura, es normal que nos neguemos a celebrar un contrato al emprender algún negocio con amigos o familiares, ya que tenemos la creencia de que son personas de confianza y que nunca nos van a defraudar. 

Sin embargo, siempre existe la posibilidad de que alguno de los involucrados no cumpla con sus responsabilidades y obligaciones, motivo por el cual se recomienda protegerse ante esta situación, siendo una manera de hacerlo a través de los contratos.

¿Qué contienen los contratos?

Si profundizamos un poco acerca del contenido de los contratos, podemos advertir que se trata de la estipulación de manera muy detallada, de las causas que las partes han analizado y que las motivan a crear un compromiso. 

En el instrumento se:

  1. Identifica a las personas que contraen las obligaciones.
  2. Contiene el objeto específico y las acciones que cada uno debe ejecutar para desarrollar de la mejor manera su parte.
  3. Se establecen  de manera clara, cuáles son las consecuencias que tendrá no cumplir con lo pactado por los contratantes y los mecanismos a llevar para resolver las diferencias que se generen.

Por su parte, existen muchas razones para celebrar un contrato, por citar un ejemplo es la necesidad de proteger ante todo a quienes dependen de nosotros, reconocer las deudas, asegurar una inversión, etcétera.

Siempre es necesario tener las cosas por escrito, y no debe verse como algo para generar desconfianza en los demás si no como un compromiso y un auxiliar en las obligaciones de cada quien adquiere.

Si intentamos explorar con una mirada más amplia y general sobre los imaginarios y el significado del “contrato” en la vida e historia de los pueblos y de las diversas culturas, podríamos afirmar que:

  • Las múltiples relaciones entre las personas y las sociedades de cualquier índole y circunstancia, incluyendo las relaciones con el entorno y con lo trascendente, interpretadas éstas como religión, se construyen y se expresan a modo de un contrato con objeto propio, derechos y deberes explícitos, procesos y procedimientos definidos, cláusulas reguladoras, premios y castigos, vigencias, garantías y posibilidades y condiciones de continuidad o de disolución. 

Mediante un contrato se regulan:

  • Las relaciones familiares, tanto matrimoniales como de otra índole.
  • Las relaciones laborales tanto particulares como empresariales.
  • Las comerciales de todo género y condición.
  • Las relaciones políticas y sociales, en general.
  • La vida civil y el ámbito religioso.
  • El ejercicio profesional.
  • La vida cultural y la política tienen estructuras y dinámicas semejantes a los contratos.

Artículo realizado por: Mauricio Caussade Goycoolea, abogado de MuySimple.cl

 

¡Apóyate en Muy Simple para la realización de documentación legal para tus trámites ahorrando tiempo!

Aprovecha la ventaja de firmar con inmediatez, además encontrarás diferentes formatos de contratos legales ya creados acorde a la legislación vigente, redactados por nuestros abogados expertos y que sólo deberás completar,

¿Te ha servido este artículo?

Compártelo para que otros puedan también aprender sobre lo que es una firma electrónica.

¡Nos encantaría que compartieras tu opinión! en nuestras redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram